I Torneo Social PingPongChamberi- CETM Moralzarzal

I Torneo Social PingPongChamberi- CETM Moralzarzal

Ya hace dos semanas que PingPongChamberi salió del centro de Madrid, para jugar un torneo de tenis de mesa por un pueblo de la sierra.

 

La idea de jugar un encuentro entre dos clubs

Sí, parece increíble, pero gracias a la oferta de un amigo, presidente del club de un pueblo cercano a Madrid, seis personas del club nos animamos a hacer un simulacro de torneo o de partido de liga con otras seis personas de ese club.

Podría parecer que fue un partido más de los que se disputan todos los fines de semana durante la temporada de liga territorial, pero en este caso fue algo mucho más que eso. Toda una experiencia divertida y  de confraternización entre aficionados al PingPong

Para empezar, para muchos de los que asistían por nuestra parte , era su primer encuentro con reglas oficiales y bajo la presión de disputar el partido con ánimo de ganar y dejar en buena posición al club.

Cómo lo organizamos

La propuesta inicial de jugar un partido con un equipo de cada club, de tres jugadores por equipo, se vió prontamente desbordada por la acogida que tuvo en nuestro club.

No se sabe muy bien si por el echo de disputar un partido o por la prometida barbacoa una vez acabásemos el partido, el caso es que la propuesta fue muy bien acogida y en seguida nos apuntamos casi nueve personas, superando de mucho el cupo de tres jugadores que deberíamos reclutar. El caso es que por una parte a nuestro club anfitrión, le costó encontrar a tanto voluntario que quisiera enfrentarse a un grupo de aficionados como nosotros, quepo otra parte no les suponía ningún reto deportivo. Y por la nuestra,  final y tras  desapuntarse Ana y Víctor por compromisos sobrevenidos, conseguimos unos días antes acordar la realización de dos partidos con dos equipos de cada club cada uno.

Los equipos los decidí  un poco arbitrariamente. Teníamos la posibilidad de hacer un equipo  con los que mejor juegan apostando por al menos ganar un partido o repartirnos más o menos de forma equilibrada y descargarnos del afán competitivo por ganar. Esto fue lo que finalmente decidimos y configuramos un equipo con los más jóvenes, que llamamos de jóvenes  promesas, eso sí, ya algo veteranos y entre los que se encontraba nuestro mejor jugador, Andrey, junto con Jorge y Fran. Por otra parte, el otro equipo de más edad, lo conformamos sin buscarlo, los miembros de la junta directiva, con Ascen, Javier y yo,

El dia D

Tras quedar una hora antes enfrente de nuestro pabellón GoFit Vallehermoso, en pleno viernes por la tarde, llegamos pronto a Moralzarzal por darse el tráfico mejor de lo esperado.

Aprovechamos a presentarnos con el resto de jugadores del otro equipo y a calentar un poco antes de los anhelados partidos.

Sin dejarnos impresionar por la élite de este club, que este ańo quedó el primero de su categoría, ascendiendo a primera territorial, no por ello algunos de nosotros estuvimos contemplando la belleza de jugar bien al tenis de mesa. Espectáculo puro y deseo de poder llegar a jugar así alguna vez.

Para nuestros encuentros , el club rival reclutó a jugadores que tampoco habían disputado partidos oficiales aunque al final sí tuvieron que que recurrir a jugadores federados para conseguir formar los dos equipos.

Nuestro equipo de jóvenes promesas, que jugaba contra el mejor equipo de ellos, hizo un buen partido, con Fran llegando a disputar el quinto juego, en sus dos encuentros y Andrey ganando uno de de los dos partidos disputados. Pero al final, el cómputo global resultó mejor para  Moral. Y por nuestra parte, tras conseguir mantener el tipo gracias a los dos partidos ganados por Javier, conseguimos empatar a juegos y ganar finalmente el encuentro, en el partido de dobles.

Tras las oportunas fotos y entrega de trofeos, nos fuimos a comer algo en una terraza que con el frío que hacia nos tuvo que buscar cobijo en su interior, para disfrutar de unas estupendas hamburguesas caseras y departir un rato con algunos de los miembros 

Conclusión y resultado

Más que un partido, resultó ser un evento para poder compartir un buen rato en torno al Ping pong. 

Eso sí , ya estamos pensando en cómo mejorar nuestro juego, para ganar todos los partidos, la próxima vez.

César